Noticias,  Salud

ADECES secunda la huelga para mejorar los servicios sanitarios de asistencia primaria y emergencia

Visitas: 190

 

ADECES (Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales) apoya la huelga en la asistencia primaria y pide a los ciudadanos que la respalden para mejorar los servicios públicos sanitarios futuros ante el deterioro que se percibe tanto en la asistencia primaria como en los servicios de emergencia.

ADECES entiende que no es posible aplazar indefinidamente el esfuerzo inversor que es necesario realizar en la asistencia primaria y servicios de emergencia ante el crecimiento de la población, so pena de profundizar en el deterioro de la sanidad pública y la percepción de pérdida de calidad por parte de los ciudadanos de tal modo que se asiente una corriente de opinión favorable al desplazamiento de las inversiones hacía otros modelos sanitarios.

La asociación quiere aprovechar la ocasión para hacer una llamada de atención a los profesionales de la medicina y sus órganos de representación, en el sentido de que son ellos los primeros que deben situar en el futuro el foco de atención en el esfuerzo inversor que realizan las administraciones públicas.

ADECES considera que si hace ocho años los representantes de los profesionales sanitarios hubiesen planteado estas reivindicaciones, el esfuerzo inversor se hubiese realizado de manera progresiva de tal modo que ahora no resultaría tan gravoso para las arcas públicas.

ADECES no comparte en absoluto los argumentos contrarios a la huelga según los que se lesionan los derechos de los pacientes y se perturba su atención. Este argumento llevado al extremo impediría el ejercicio del derecho de huelga, ya que en última instancia, toda huelga perjudica indirectamente a pacientes, clientes o ciudadanos. Pero en este caso, según ADECES, los ciudadanos aunque sufran las consecuencias de la huelga deberían manifestar su respaldo y comprensión hacía esta iniciativa porque así tratan de garantizar una asistencia primaria pública de calidad para el futuro inmediato, algo que de seguir así las cosas está en serio riesgo.

Las consecuencias del déficit presupuestario actual, según ADECES, son evidentes y de todos conocidas: plantillas escasas, saturación de los centros públicos, reducción del tiempo de atención al paciente y, como consecuencia de todo ello, pérdida de calidad en la atención primaria que, a su vez provoca, huida hacía los sistemas de atención privados y desplazamientos hacía las urgencias con su consiguiente saturación. El resultado final es un reinicio constante de este círculo vicioso que conlleva la descapitalización de la sanidad pública, su progresivo deterioro y el desequilibrio de todo el sistema sanitario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *