• Blog,  Colaboraciones externas

    Visitas: 391   Pablo Abril Por fin la Sentencia del Tribunal Constitucional (TC) “santifica” como constitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo, la única “santidad” trascendente en un Estado de derecho y aconfesional. Por fin respiran, porque lo que era evidente para muchos, también lo ha sido para el TC. Sin embargo, habrá que estar en guardia, porque los vigilantes de las “esencias” moverán sus hilos para que el Parlamento derogue esta Ley. Felicidades a quienes ven reconocidos sus derechos. Felicidades a las asociaciones que habéis estado detrás de este importante avance. Ganan los derechos civiles, pero no siempre es así. Resulta cuanto menos preocupante que cada avance en…