La Plataforma por la Seguridad y la Privacidad Digital (PSPD), integrada por ADECES, AI y UCGAL, recomienda a los usuarios que, en la actual situación, no pongan en riesgo sus comunicaciones actuales.
Noticias,  Telecomunicaciones

La PSPD recomienda a los usuarios que no pongan en riesgo sus comunicaciones actuales

Visitas: 220

 

  • Piden cautela a los usuarios con la portabilidad durante el estado de alarma
  • Alertan de la sustitución de portabilidades por nuevas altas

La Plataforma por la Seguridad y la Privacidad Digital (PSPD), integrada por ADECES, AI y UCGAL, recomienda a los usuarios que, en la actual situación, no pongan en riesgo sus comunicaciones actuales. EL peligro de perder la conectividad viene dado por algunas prácticas comerciales que se están registrando en relación con la portabilidad de la línea fija o de servicios empaquetados que incluyen una línea fija que no puede prosperar a tenor de las condiciones que rigen esta operación durante el estado de alarma. A estas prácticas se suma el intento de sustituir una portabilidad por un alta, como fórmula de sortear los límites impuestos.

Quedarse en el limbo: sin conexión con ningún operador

Las condiciones de la portabilidad quedaron establecidas en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, que regula el estado de alarma y en la Nota de prensa aclaratoria de la CNMV. Sin embargo, aunque las condiciones están claras las prácticas comerciales promueven portabilidades o su sustitución por nuevas altas, que no van a poder realizarse, con el riesgo de que el usuario se quede en el limbo, sin conexión con ningún operador (ni el actual ni el nuevo).

Este riesgo es evidente en relación con la portabilidad fija que no podrá llevarse a término porque para realizarla es necesario que el personal técnico del operador acuda al domicilio del cliente, poniendo en riesgo la salud y seguridad de trabajadores y usuarios, ya que supone una ruptura del confinamiento.

Lo mismo sucede con la portabilidad de productos empaquetados (telefonía fija, móvil, banda ancha o televisión) que también requiere desplazamiento del técnico.

La situación de limbo puede verse agravada, afectando a los móviles del paquete, si el usuario se compromete a realizar la portabilidad fija después del estado de alarma, porque en ese caso tampoco podrá efectuarse la portabilidad del número o números móviles y la falta de conexión también les afectará.

Pero, además, puede suceder que le ofrezcan un nuevo alta como modo de sortear las condiciones de portabilidad y, en este caso, usuarios y técnicos estarían arriesgando su salud y seguridad, sin que sea fácil garantizar cuándo podrán realizarse las operaciones pertinentes para llevar a cabo el alta. En el supuesto de que se haya solicitado la baja con el operador actual, el usuario está en riesgo de perder su conexión.

Por último, es preciso recordar la insatisfacción que estas prácticas suponen y, por tanto, la necesidad de atender las reclamaciones que se generen con la consiguiente carga de los centros de atención y el riesgo inherente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *