La defensora del paciente analiza la situación creada por COVID-19
Reportajes,  Salud

El horror del COVID-19

Visitas: 616

 

Carmen Flores, defensora del paciente


En el Defensor del Paciente después de 23 años de vida y de oír mucha tristeza e indefensión jamás hemos recibido tantas peticiones como lo que estamos recogiendo y escuchando por esta maldita pandemia de coronavirus.

Familias enteras, que nos relatan lo horrible de las residencias, donde cada día hay muertos sin que les lleven a un hospital. Sin que les den el tratamiento que merecen y la simplicidad de decir que por la edad no tiene la opción ni de hospital ni de respiradores ni siquiera de intubación. Muriendo en las residencias sin una mano querida o una palabra de cariño.

¿Por qué la mayoría de las residencias no dejan a los familiares hablar con sus mayores, ni hacer una video-llamada para que los vean? ¿Por qué? Como digo, nos parece una denegación de los derechos que proclama nuestra Constitución y que en esta triste época deberían respetarse con más motivos.

¿Quiénes son los responsables? Las comunidades fundamentalmente y los gobiernos que han dejado a los ancianos a su suerte sin fiscalizar la buena atención de estos. ¿Genocidio? Suena fuerte pero cuando a un gran número de personas no les dan la oportunidad de sanar y mueren a miles no hay otra palabra. Máxime porque no desconocen que ¡si no dan tratamiento van a morir sí o sí! De hecho, ancianos con más de 90 años tratados se han curado.

Qué decir de pacientes ingresados y que no meten en UCI ni les ponen respiradores, ni les intuban, ¡pacientes ancianos o no! Con UCIS libres.

Lo tremendo de esto es que todos estamos con la espada de Damocles encima, pero sin embargo es como la justicia: no es igual para todos. Si bien es verdad que este virus no mira clases, sí es verdad que dependiendo de  la clase tienes más oportunidad de sanar y esto es la demostración de que los más débiles somos los más indefensos y desprotegidos.

Sufro por los mayores, por sus familiares, por los infectados fallecidos o no, con esta clausura que vivimos y que debemos aceptar, y solo espero que la justicia no se “arrugue”, que cada palo aguante su vela y la justicia no nos falle como tantas veces.

Los que tienen no necesitan nada, los que no tienen ¡lo necesitan todo! Los poderes públicos tienen la obligación de ayudarles en estos tiempos tan revueltos, lo más parecido a una guerra con un enemigo desconocido y para el cual no tenemos armas para derrotarle.

Salud para todos. Con salud podemos con todo. Sin salud, no tenemos ni somos nada.


Imagen Cartel Centro de Salud Los Cármenes

www.negligenciasmedicas.com
defensorpaciente@telefonica.net
Teléfonos 914653322-917554153

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *